sábado, 28 de febrero de 2009

El paquete de galletas

Cierto día una señora fue a la estación a tomar un tren para efectuar un viaje. Al ver que se retrasaría, se dirigió a la tienda a comprar agua y un paquete de galletas, resignada a esperar durante toda una hora, como mínimo, la llegada del tren.

Se sentó en un banco en el que había un joven leyendo el periódico. Entonces el hombre metió una mano en el paquete de galletas y cogió una despreocupadamente, para luego metérsela en la boca con gesto indiferente. La señora se quedó boquiabierta. ¿Cómo podía tolerar eso? ¡Qué desfachatez! ¡Era su paquete!Desafiante, metió una mano en la caja, extrajo una galleta de su interior y se la mostró al joven, pasándola por delante de su cara varias veces antes de tragarla. Él sonrió y cogió otra galleta. La señora sin rendirse tomó otra, masticando ruidosamente. Estuvieron así hasta que sólo quedó una en el paquete. "No se atreverá a coger la última... ", pensó ella. Entonces el joven la cogió y la partió cuidadosamente a la mitad. Le dio una mitad a ella.

-¡Gracias!-replicó mordazmente.
-De nada-respondió él con una sonrisa.

Entonces llegó el tren de la señora y ella se marchó muy indignada. Al subir en él se percató de que tenía sed y, cuando fue a abrir su bolso para coger la botella de agua, vio a su lado el paquete de galletas INTACTO.

8 comentarios:

ÓNIX dijo...

Hola, me parece que es un relato muy interesante, digno de hacerle reflexion...

Deberías publicar más a menudo, tienes un contenido muy hermoso...

Saludos...

lizbeth gonzalez dijo...

Mi nombre es Lizbeth Gonzalez
Sección 303, Administración de Desastres.
La lectura que escogí fue "El Paquete de Galletas".

Me gusto bastante esta reflexion, es verdad muy a menudo nosotros pensamos mal con respecto a otras personas sin haberlas conocido o tal vez interpretando mal los hechos, el ejemplo de la galleta es una clara muestra de lo mucho que podemos estar equivocados.
Hace poco estaba diciendo que no podría realizar unos planes que tengo para futuro, pero esta reflexión me ha dado la respuesta.

angel diaz dijo...

LECTURA: EL PAQUETE DE GALLETAS.

Mi reflexion en cuanto a la lectura, es que uno no debe juzgar al otro sin conocerlo, primero hay que conocerlo y tratarlo y luego uno saca sus conclusiones de esa persona pero sin juzgar al projimo por que la unica persona que lo puede hacer a mi criterio es Dios.
en esta lectura me atrevo a decir que cabe el mandamiento que dice: Ama al Projimo como a ti mismo sin sacra conclusiones de el sin conocerlo.

ANGEL DIAZ
ADMINISTRACION DE DESASTRES
PRIMER SEMESTRE SECCION Nº 101-NOCT.

Anónimo dijo...

Debemos aprender realmente a depositar todos nuestros sentimientos en dios, muchas veces es solo en teoria pero cuando en practica descansamos en dios entonces tenemos paz en nuestra vida y en nuestras almas porque si nosotros ponemos eso en practica tuvieramos mas fuerza espiritual.
Molero Hector Secciòn 303, Administraciòn de Desastres.

Luis E. Guedes R dijo...

Las reflexiones siempre tienen su significado que ponen a las personas a pensar y a veces a ser un tanto analítico en relación de cómo estas llevando tus relaciones en la cotidianidad del día a día, muchas veces los lees y los reflexionas en su momento pero igualmente no lo ponen en práctica,
Leí todas las reflexiones que publico y de verdad todas son muy sublimes, me incline por esta porque en algún momento de nuestras vidas se nos ha dado una situación poco más o menos ò igual y la reacción interna es de despotricar y luego cuando te das de cuenta del error cometido la vergüenza y el sentimiento de culpa es grande, el compartir con otra persona es agradable pero en este tipo de caso es donde dices que poca vergüenza tiene esta persona y resulta ser que el desvergonzado es uno por eso en la vida y sobre todo en estos tiempos en el que vivimos tenemos que ser tolerantes. (Luis Guedes 11.039.964)

cesar anozla dijo...

Pienso que muchas veces nos dejamos llevar por las apariencias y no observamos lo que tenemos al alrrededor y los momentos en que dios se nos presenta para hacer lo correcto por el semejante, es mas facil jusgar, pensar sobre una persona por su apariencia, sin dar la oportunidad de que que se nos presenten como son.

Carlos T. dijo...

Mm creo que antes de emitir un juicio debieramos observar bien si lo que hacemos es correcto o no, si esta fundado, la señora se centro tanto en aquel paquete de galletas que no pudo ver que en realidad no era el suyo jeje, saludos y buena reflexion...

Anónimo dijo...

Me Sirvio De Mucho Para Una Tarea!